42k Trail – Villa La Angostura 2010

La preparación

No hubo mucho tiempo para preparar la carrera ya que 1 mes antes corrí la maratón de Buenos Aires. Pese a que la recomendación tradicional dice no hacer mas de 2 carreras largas al año, muchas veces estas recomendaciones son hiper conservadoras. Por lo tanto junto con el partner del desafío anterior, Martín Buttazzoni (Nico Nazal arrugó), decidimos ajustar en plan de entrenamiento un poco y correr igual.

El plan fue seguir exigiéndonos aeróbicamente 3-4 veces por semana, pero minimizando correr, haciendo cross-trainning con bicicleta y natación.

Los 4 días siguientes a BA no hicimos nada, solo retomamos el deporte el Viernes siguiente comenzando a pedalear. La natación fue dolorosa, pese al traje de agua el Llanquihue en Octubre es muy pero muy helado.

Las zapatillas con las cuales correr fue un tema, tenía claro que las que tengo para el pavimento (Brooks Green Silence) no sirven para trail ya que son de suela plana y me habían comido 2 uñas el mes pasado. Necesitaba un modelo minimalista pero en Chile no hay mucha oferta de zapatillas y no tenia viaje a gringolandia programado, evalué comprar las New Balance MT 101 o unas Inov 8 pero el flete salia muy caro, finalmente en Santiago fui a Sport One y compra las Brooks Cascadia 5, son medio grandes para mi gusto pero resultaron ser bastante cómodas, además fueron diseñadas por Scott Jurek, quizas el atleta de trail con mejores records de la historia. También aproveche de subir la talla medio número, decisión que después comprobé acertada.

Los entrenamientos corriendo los hice más minimalistas que nunca, en huaraches de 6 mm, 100% a pata pelada o con las Brooks Mach 11. Solo salí 3 veces a correr con las Cascadia.

La carrera

13 de Noviembre 2010 9:00 am, falta 1 hora para partir y recorremos caminando Villa La Angostura con la Konstanze, Dani Redlich y Martín. Creo que es un poco tarde para partir una carrera tan larga pero supongo que es así para evitar las bajas temperaturas de la mañana que estaban en torno a 3 Celsius.

Nos ponen a todos los suicidas en el típico corral, adelante los elite, entre los que se encontraba el ya casi mítico Kilian Jornet, un poco más atras se encuentran lo que presupuestan correr en menos de 5 horas, en donde estaba yo de puro patudo, junto con Martín, Chalo Mendez, Matías Ruiz Tagle, Cristián Swett, Matías Medina, Benjamin Gonzalez y algunos otros camaradas de Puerto Varas. Unos metros mas atrás están los sub 7 horas, luego los 7 horas y más y finalmente los que van a hacer los 15 km (Konstanze y Dani entre otros). Como habías mucha gente conocida había un aire familiar, por eso mismo el nervisosmo previo a la partida es menor a carreras anteriores.

Paaaaartimos, comenzamos a cruzar la ciudad por la avenida principal, se forma el típico taco y con Martín tomamo buen ritmo sub 5 min/km, esto para evitar en algo los tacos en los senderos, por lo que adelantamos bastante gente por la berma interna. Queda claro que el orden de la partida era una chacra ya que muchas personas parten adelante pero corren a ritmo bien lento. Pese a que no vamos tan rápido se me dispara la cuchara más de los presupuestado, pulso sobre 170 y no parece bajar, me digo a mi mismo que debe ser por la adrenalina y le sigo dando sin bajar intensidad. Después de unos pocos km se separa la ruta entre los 42k y los 15k. En eso tomamos un sendero bastante empinado y se forma una fila india bien larga que extiende cerro arriba. Tal como dicen los entendidos no intento correr, solamente sigo la espalda del corredor de adelante. Dado que tengo el pulso disparado decido no darle muy fuerte y me pasan algunas personas en la subida, entre ellos Matías Medina. Martín va algunos metros adelante a buen ritmo. En eso pasamos la marca de los 5 km, y van 40 minutos, me comienzo a dar cuenta que va a ser largo e intenso, me trago el primer de muchos gels. Acá se puede ver el GPS de Martín, alturas y ritmo:

Mapa de la carrera por GPS en Google Maps: http://goo.gl/uthej

La subida termina en el km 7 y avanzamos por una olla entre 2 cerros por un bosque de Coihues, el sendero no es plano, son bajadas y subidas permanentes por lo que cuesta tomar ritmo. Poco antes de empezar a bajar llegamos a un río, la mayoría lo cruza por un puente pero decido no esperar y me voy derecho por al agua, gano varios puestos pero rápidamente me doy cuenta que quizás no fue una buena idea, las zapatillas drenan bien el agua, pero los calcetines que tengo son bastante gruesos por lo que les tomaría su buen rato en secarse (si acaso). Unos 300 metros despúes del rio paro por un pit stop, (creo que me sobrehidraté), y me vuelven a pasar los que adelanté. Comenzamos de a poco a bajar por un sendero bastante empinado, menos mal está seco ya que con lluvia creo que sería casi imposible de hacer sin estamparse contra un árbol. Estaba con miedo de las bajadas ya que tuve una lesión en la banda Ilio tibial en Julio y las bajadas estan el escenario perfecto para revivirla, pero al poco andar me doy cuenta que la recuperación fue optima: cero dolor y puedo tomar velocidad sin problema alguno. El sendero se hace más estrecho y pasamos por un sector sin árboles, las vistas son increíbles, se ve buena parte del Nahuel Huapi, lagunas y montañas nevadas. Dan ganas de parar y quedarse mirando, pero lamentablemente esto es una carrera!

Terminamos la bajada, el camino se hace mas ancho y podemos trotar a ritmo de 5 min/km, al poco andar toca pasar el río Las Piedras por el agua, a esa altura el cuerpo esta ya caliente, la hidratación a funcionado muy bien y voy tomando gel cada 45-6o minutos… disfrutando mucho la carrera. Creo que esta foto refleja bien la situación:

En eso la ruta se traslapa con los 15k y comenzamos a adelantar a los mas lentos de esa categoría, que van trotanto muy lento o netamente caminando. Pasamos cerca del centro de Villa La Angostura y enfilamos en dirección a Cerro Bayo, pasamos unos 300 metros por el camino pavimentados hacia Bariloche y nos metemos en el bosque nuevamente por un camino ancho con pendiente suave, para convertirse después en un sendero relativamente empinado, por lo que comenzamos a caminar nuevamente. Con Martín decidimos cuidarnos, todavía no llevamos ni la mitad de la carrera y obviamente es mas “rentable” guardar energías para hacer unos rapidos 10 kms finales después de cruzar el Cerro Bayo que ganar unos pocos minutos en la subida y hacer el ultimo cuarto de la carrera a media maquina.

El pulso ahora está estable en torno a 160-165, tanto en las subidas, bajadas y planos.. se que a esa intensidad puedo aguantar sin problemas por lo que la motivación sigue intacta. Estoy en eso cuando me tropiezo por primera vez con una raiz, y 200 metros despues, otra vez!! Al parecer el cansancio esta afectando la fineza muscular mas que le energía y la mente. La el tercer tropezón incluso fue con rodada.

Salimos del bosque y nos asomamos a la parte mas baja del centro de esquí, ahí está el primer abastecimiento de fruta, por lo que nos tomamos un poco mas de tiempo, rellenamos las botellas con Gatorade y saco bastante fruta y un gel adicional ya que intuimos que ese era el comienzo de la subida fuerte (y final). Teníamos razón, el camino sigue la huella de las maquinas de nieve que suben por la cancha, hacemos un par de curvas y miramos hacia arriba y la vista no es muy motivante ya que se ven muuuchas curvas y una larga fila de poleras rojas subiendo, tengo recuerdos mixtos de las ascensiones de cumbres en la zona central mezclado con el jueguito de los Lemmings en el computador. Calculo que van a ser al menos de 40 minutos de subida lenta con mucho calor, pero lo tomamos con relajo, el esfuerzo no es tanto para el corazón ya que el pulso esta en intensidad aeróbica, las piernas y pantorrillas son las afectadas, esto permite que se pueda conversar con los otros corredores en la subida, algo que es impensable en una maratón tradicional. La ultima parte de la subida es muy lenta ya que hay arena y 70-80 grados.

Llegamos a la cima como a las 3 horas y 45 minutos (creo), Martín me comenta que tiene un par de músculos al borde de la huelga pero la bajada comienza super suave por el camino de los autos, seguimos un par de km a 4:50-5:10 lo cual mentalmente me motiva, ya que hacer los 17 kms que faltan al mismo ritmo de tortuga que llevábamos era impensable. De ahí nuevamente tomamos un sendero empinado, Martín me dice que esta al borde de calambre por lo que le convido un sobre de sales de magnesio que llevo, seguimos bajando, el sendero se hace técnico pero muy entretenido, lo voy disfrutando y paso a algunas personas, había que tener cuidado ya que estaba lleno de huellas de moto y grietas (deben haber excelentes circtuitos de enduro), luego de unos minutos me doy vuelta buscando a Martín y no lo veo, decido seguir, probablemente los calambres hicieron efecto.

Pasamos por el km 30, justo terminado la bajada, recuerdo que en la Maratón de Buenos Aires en Octubre en la misma distancia estaba bastante mas débil, me empiezo a hacer la idea que voy a hacer una buena carrera, pero super claro ya que no bajo las 5 horas, pero no tan lejos tampoco.

Los últimos km pasan rápido, no puedo tomar buen ritmo ya que tenia una pantorrilla subversiva que me amenaza un par de veces con rebelarse. En eso el circuito pasa unos 300 metros por el camino a Bariloche y estaba la Maca Carrió y grupo de chilenos dando apoyo, y surge efecto ya que realmente me emociona. Sigo dándole y pasamos nuevamente por la ciudad, solo queda kms de sendero casi plano, pese a eso el final siempre duele. Esta última parte no me gusta mucho ya que uno se topa con los que estaban terminando la carrera, ya que repite el sendero en ambos sentidos. Llegamos nuevamente el río las piedras y comenzamos la “recta” final hacia la meta, las pantorrilla se mejoran y vuelvo a subir el ritmo, justo en ese momento me relajo me como una raiz y me caigo fuerte, quedo lleno de barro y casi me dan calambres en otros músculos por el impacto. Llego a la ciudad a buen ritmo, creo que 5:10-5:20, voy pasando corredores, 300 metros antes de la meta decido dar todo lo que me queda y me pongo a correr, alcanzo a ver a la Konstanze poco antes de llegar a la meta…. 5 horas 16 minutos, se acabo!! Desafio superado…. y con sonrisas!

Fotos: http://www.flickr.com/photos/horacio/sets/72157625386819624/

Análisis global

Una maratón trail es MUY diferente a una tradicional, creo que es como comparar Formula 1 contra Rally en autos… son deportes diferentes en muchos aspectos. En la maratón de calle el ritmo lo es todo, uno entrena para correr a una velocidad especifica y la replica en la carrera.

Pero para un trail hay un rol mucho mas activo durante la carrera, hay que leer el cuerpo permanentemente, se deben cuidar los músculos dependiendo del terreno, la alimentación e hidratación son mas importantes debido al mayor gasto de energías, duración de la carrera y escasez de puestos de abastecimiento. Hay que elegir si llevar o no liquidos, y si decides autoabastecerte debe ser con camelback, cinturon u otra forma?. Además es muy importante la técnica relacionadas a las subidas bajadas, barro, piedras.. etc. También creo imprescindible fortalecer los músculos para lidiar con las pendientes de subidas y bajadas, y la capacidad aeróbica para poder subir sin caminar, algo que definitivamente necesito practicar para la próxima vez.

Creo que de ahora en adelante preferiré carreras fuera de pista.

Tips para próximas competencias

  • Tina de agua fría post carrera, ayuda mucho a minimizar el dolor post traumático
  • Utilizar calcetines no muy gruesos si hay muchas pasadas de agua
  • Llevar una minigrabadora para poder relatar la experiencia en vivo y no olvidar los detalles
  • No hay problema en correr maratones seguidas si se hace un entrenaminto ad-hoc
  • Correr a pata pelada no hace mal, incluso quizas hace bien.

Estadísticas:

  • Zapatillas: Brooks Cascadia 5
  • Shorts: Lycra Brooks
  • Polera: Oficial de la carrera (no permitían otra)
  • Calcetines: Lana marca Smartwool
  • Calorías gastadas: 4900
  • Peso: 87 Kg
  • Tropezones con raices: 6
    • Que terminaron con rodada: 3
  • Uñas menos: 0 (Bieeeen)
  • Alimento consumido:
    • Gel: 7
    • Pastillas de glucosa: 2 (Venian de regalo con la inscripción)
    • Sales de Magnesio: 1 sobre (También venía de regalo)
    • Frutas: 3 trozos manzanas, 2 de naranja y 2 damascos deshidratados

Video de la carrera oficial:

Esta entrada fue publicada en Carreras. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 42k Trail – Villa La Angostura 2010

  1. Pingback: Conquista Volcán Osorno – CVO 2011 « Run Lyon, run

  2. Pingback: 42K Trail San Martín de Los Andes 2011 (Patagonia Run) « Run Lyon, run

  3. Pingback: 84k Patagonia Run 2012, mi primera Ultramaratón Trail | Run Lyon, run

  4. Pingback: Endurance Challenge 2014 – 160 km | Run Lyon, run

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s