Cruce de Chile 2011 NIKE // 300k Relay

Read this in English

Tremenda experiencia, muy distinto a todas las otras carreras en que había participado. Difícil decidir por donde comenzar y ser lo suficientemente breve para que esto no se extienda demasiado.

Lo más diferente de esta carrera fue que una actividad (correr) pasó de un plano personal (Ej: maratón, 21K..) a algo en equipo, el nivel de compromiso/entrega y emoción es distinto. Al correr solo hay una componente “autística” importante, creo que esta esquema es bueno para ciertas personalidades pero no para todos.

El Cruce de Chile 2011 es la segunda versión de una carrera en relevos de 300 kms que cruza a Chile de Este a Oeste. 8 personas deben hacer el trayecto en tramos entre 5-15 kms en un orden determinado atravezando rutas de todo tipo, carreteras, caminos de tierra, playas y ciudades. Parte en Portillo a casi 3000 metros de altura y termina en Viña del Mar. Acá pueden ver un video de la primera etapa de la carrera:

Partamos por el principio… El Viernes 21 de Octubre, a eso de las 5 pm una van comenzó un tour por Santiago para recoger a los miembros del equipo Queltehue Runners; Alejandra Medina, Claudia Carrachena, Matías Medina, Benjamín Gonzalez, Pablo Berner, Andrés Streuly, Pablo Mazo, Maca Carrio y el que escribe.

Todos, menos la Ale, viajamos desde Puerto Varas gracias al apreciado apoyo de Ewos que se puso con los pasajes. Salimos de Colina como a las 7pm y enfilamos hacia Portillo. Se notaban los nervios, no teníamos claro a lo que íbamos, ganas sobraban eso si. En el trayecto me enteré que 1 de los 30 equipos en competencia era de “famosos” y en la etapa mia iba a estar Lucila Vit… pobre de mi!

En la van parecíamos todos como niños con Gameboy (Nintendo DS, Angrybirds o equivalente)  ya que cada uno estaba pegado con su smartphone twiteando o publicando algo en facebook. En la subida tuvimos que pedirle al chofer que baje las revoluciones ya que mas de alguna vez se tiró a adelantar en doble fila.

Llegamos ya de noche, fuimos a dejar los bolsos a las cabañas y tuvimos la “última cena” en el hotel. Solo había 1 equipo más alojando arriba. El resto de los competidores tendría que madrugar bastante para estar a las 9am en la largada. Nos acostamos temprano, creo que antes de las 11pm.

Nos despertamos poco después de las 7am. La vista era espectacular, no nos habiamos dado cuenta pero estábamos a los pies de la laguna del Inca:

Fuimos por el desayuno y ya estaban todos los equipos insitu. Un tremendo lote de gente, 240 corredores más todo el equipo de apoyo. Mientras tanto tuvimos la sesión oficial de fotos y no fue difícil percibir el probable nivel de la competencia que se venía, comenzamos a sentir que vara iba a estar alta. Luego todos salimos fuera del hotel, nos sacamos la foto oficial y nos subimos en las vans para los relevos. Menos Pablo que le tocaba partir, no es menor correr a 3000 metros de altura!

Llegue a la partida de mi primer tramo, era ya un lugar más o menos plano ya que estabamos a unos 40 kms de la partida. Uno de los temas que me tenía complicado es que era difícil saber cuando tocaba salir ya que solo teniamos estimaciones bastante generales de cuanto podria tomar cada trayecto de los corredores anteriores. Pero al llegar me enteré que tendríamos tracking GPS de cada uno de los equipos, por lo que eso ayudó bastante para saber que esperar de el avanze de cada tramo. Al correr cada competidos fue siempre escoltado por una moto lo que dio seguridad en los tramos donde habían autos.

Mi padres fueron a visitarme al primer puesto de la carrera y aprovecharon de llevarnos agua y dar apoyo. Hacia bastante calor en la espera, eso sumado a un viento en contra también caliente constante.

Comenzaron a llegar los primeros equipos, ahí me di cuenta que habian 2 carreras. Los “profesionales” y los “mortales”. Los primeros 3 equipos iban realmente a un ritmo de bicicleta, luego supe que muchos de estos competidores tenían tiempos de maraton sub 2:40 …. Por lo tanto un buen rato despues de los escapados comenzó a llegar el resto.

Al inicio de esta etapa tuve buen rato para socializar con los otros equipos . Me enteré que descontando a los extraterrestres la mayoria decian tener tiempo de 10k entre 40-45 minutos, osea ya andaba cerca del promedio.

Partí mi primer tramo (5 tramo del total) a un ritmo intenso, es distinto cuando une corre para un equipo, existe un doble incentivo para rendir, el propio pero tambien el de todos. No tenia adelante a nadie muy cerca y me tocaba un tramo corto de 8k por lo que no presupuesté adelantar a muchas personas. El calor estaba muy fuerte, como a los 4k sentí unos pasos atrás y me adelantó el corredor de Fullrunners Woman, iba en moto por lo que fue medio desalentador, ni siquiera trate de seguirle el ritmo. Llegando habia un letrero de la Mutual de Seguridad o algo asi que salia una frase also así “Para que apurarse si te esta esperando alguien que te ama” … me llamo la antención, irónico eso si que lo que yo tenia que hacer era cercano a lo opuesto. Al llegar alcance a acercarme bastante a algunos corredores de más adelante pero llegando me alcanzo otro. Acá hay un video del tramo. Ahora con los resultados me entere que salí doceavo en el tramo a ritmo 4:40 min/km , el corazón disparado con promedio de 178 y máximo en 184 ppm, a 6 min del puntero.

El comienzo no fue tan alentador. Pese a la alta intensidad no pude aportar mucho a ganar posiciones. Hicimos el intercambió de GPS con Streuly y sin mucho tiempo me despedi de mis padres y partimos en la van del equipo para que tomen posición la Claudia para su primer tramo. El intercambio era en una viña,  el calor sentía aún más. La Claudia partió con buen ritmo y lo mantuvo hasta el intercambio con la Alejandra, luego corrió Matías Medina nuevamente quien retomó un par de posiciones. Acá un descanso en una plaza.

Luego fue turno de Pablo Mazo para que finalmente Pablo Berner rematara los primeros 100k, con una tremenda cuesta que terminó en un campamento en el cual tuvimos un pequeño descanso de un par de horas en donde pudimos ducharnos (yo no), darnos masajes (yo si) y comer algo (obvio que si). Las instalaciones de Nike eran espectaculares, parecía matrimonio.

A las 11 pm la carrera continuó rumbo, Benjamín hizo un excelente primer tramo e hicimos el intercamió de GPS sin problemas, este segundo tramo era casí solo bajada y fue muy ŕapido. Pasé a 6 o 7 personas, entre ellas Lucila que iba acompañada por una escolta automovílistica. Solo me adelantó 1 competidor en la bajada (competidora en realidad) a un ritmo que nuevamente no valía la pena ni intentar. En el ultimo km tuve oportunidad de adelantar a un par más, de hecho el de la moto me iba dando ánimo para seguir alcanzando a otros competidores pero decidí no matarme ya que recién llevaba la mitad de los kms y quedaba mucha carne por tirar a la parrilla. Por lo tanto cuando hicimos el cambio con Andrés habia bastante densidad de corredores en la ruta, algo que generalmente no se da mucho en estas carreras. en este segundo tramo salí noveno a ritmo 4:14 min/km, el corazón promediando 170 y max de 177 ppm y a 7 min del puntero. La temperatura baja de la noche ayudo mucho a poder correr mejor.

Andrés le puso tambien muy buen ritmo y al hacer el cambio con la Claudia estabamos en el puesto 11 en la general! Fue nuestra mejor ubicación en la carrera.

Esta etapa nocturna fue bastante mas agradabe de enfrentar. La intensidad fue la misma o mayor pero con mucho menos calor. En estos tramos aproveché de tratar de dormir algo en la van, mientras corrieron nuevamente Alejandra, Pablo Mazo, Pablo Berner y Matías.

Me desperté en el nuevo tramo de Benjamín, ya estaba comenzando a amanecer por lo que decidí no correr con luz.

En este tercera etapa me cambié de zapatillas, los primeros 2 los hice con New Balance Minimus Road y el tercero y cuarto con la New Balance Minimus Trail. Ahora tocaba un sprint bien corto de 5k en bajada, además era una etapa cronometrada con premio. Aca le puse mas firme que nunca, sali sexto en el tramo con poco menos de 2o min a 3:58 min/km, pulso a 172 promedio y 179 max, a poco menos de 3 min del primero. Con este tramo terminaron los segundos 100k y correspondía el segundo descanso, por lo que me fui derecho de la meta al masaje.

El siguiente tercio de la carrera lo partió Andrés, a ritmo endemoniado. A él le tocaron creo que los mas competitivos, pese a hacer la etapa a 3:46 min/km llego “solamente” 13. De ahí seguimos estas ultimas etapas que fueron bien difíciles. Con tanto km de alta intensidad teníamos los músculos adoloridos, cada km adicional dolía un poco más.

Vídeo de la segunda parte de la carrera:

Matías hizo una ultima etapa muy fuerte y adelanto a varios competidores, luego en el Pablo estuvo a segundos de no estar listo en el relevo siguiente ya que se encontraba abonando unos eucaliptos del sector. A Benjamín luego le tocó una ultima etapa complicada, con tramos de playa y una ultima subidas por las rocas bastante amenazante donde hicimos el relevo.

La última parte me toco salir desde una playa y partir con una subida bien vertical de varios kilómetros, ese fue el ultimo tramo por lo que había que darlo todo. Fue medio fome ya que fue la única vez que no me tope con corredor alguno ya que los equipos iban muy distanciados. En esa etapa salí onceavo a ritmo promedio 164 y max 172 ppm, a 7 min del primero.

A Andrés luego le toco un tramo por la playa, remató muy fuerte, tanto así que al llegar nos asustamos porque estaba tambaleando, y como corrio con audifonos en un momento crei que estaba sangrando por las orejas, a la Ale le peaso lo mismo asi que ambos por unos segundos pusimos cara de espanto… menos mal fueron solo alucinaciones!

Los dos tramos finales para llegar a viña fueron largos y obviamente con tráfico y les toco a la Claudia y a la Ale que le dieron con todo. El ultimo kilómetro casi lo hicimos todos juntos y tuvimos la suerte que alguien nos grabó:


En síntesis:

  • Todos cumplimos nuestras expectativas con creces
  • Impresionante lo que puede rendir el cuerpo después de tanto abuso, sorpresa para todos.
  • Notable a la camaradería del equipo. Mucho apoyo y motivación para todos durante todo el evento, pese al cansancio y la falta de sueño.
  • Elegimos mal los tramos para cada corredor, ahora con mas experiencia probablemente hubiesemos hecho algunos ajustes
  • Ojala esto se repita el próximo año!
  • Obviamente el entrenamiento contemplo filosofía minimalista para correr y nutrición paleolítica. Cada vez más convencido de que es la mejor manera.
  • Acá pueden ver una sesión fotografica de la carrera http://flic.kr/pp/yjnnazf

Notable Nike con la organización de este evento. Realmente espectacular.

Además se agradece el apoyo web-mediatico de la Vero Sepúlveda, Konstanze Straub, Valentina Tapia

Aprovecho de incluir la carta que enviamos como equipo al finalizar la carrera:

Los días 22 y 23 de octubre se efectuó una de las competencias deportivas más desafiantes y duras que se realizan en el país, la carrera Nike “Cruce de Chile 2011” (www.crucedechile.cl). Entre los equipos seleccionados para la prueba participaron los “Queltehue Runners”, grupo de corredores y corredoras integrado por doce profesionales relacionados con la industria acuícola nacional y que tuvo una destacada presencia en el evento.

El equipo contó con el apoyo de EWOS Chile (www.ewos.cl), OCEA (www.ocea.no) y Coca Cola. En el encuentro, participaron otros 29 equipos del país y el extranjero, en una carrera técnica donde había que calificar de acuerdo a las marcas y currículum deportivo de cada uno de los integrantes. La carrera comprendió una distancia superior a los 315 kilómetros, iniciándose en Portillo (Región Metropolitana) y finalizando en Viña del Mar (Región de Valparaíso).

Concluido el encuentro, los participantes conversaron con AQUA.cl sobre la experiencia vivida. Pablo Berner, gerente de Producción Mar de Landes Fish farming y ex seleccionado nacional de Canotaje Olímpico, comentó que “estábamos lejos de saber de qué se trataba realmente el tema. La producción del evento, a cargo de Nike y Meta Producciones, nos dejó impactados. El despliegue técnico y la organización de la carrera nos hizo sentir de pronto que estábamos en algo así como el Dakar. Más de 35 Van, 40 motos, Hummer y cuatrimotos para los tramos de arena, dos campamentos con más de 30 masajistas, camas, duchas, comidas, donde nos reunimos con los otros equipos para un breve descanso general de sólo dos horas. La carrera contó con seguimiento satelital de todos los competidores, por lo que podíamos seguir a los compañeros y compañeras  en línea desde la van y también nuestros familiares y amigos”.

En tanto, Pablo Mazo, gerente técnico de Invertec, y Matías Medina, gerente general de AVS Chile, expusieron que “nunca imaginamos lo compleja y dura que sería la prueba y sobre todo el gran nivel de los equipos que participaban. La competencia era variada en ambiente y terreno; algunos de los corredores sintieron fuertemente el efecto de la altura, el viento y la sequedad cuando comenzaron la carrera, otros tuvieron que hacer frente al calor,  atravesando Los Andes con 35°C, correr de noche, de madrugada y en la tarde, por tierra, pavimento, rocas y arena”.

A su vez, Horacio Lyon, gerente comercial de Friosur, explicó que no hubo tiempo para dormir, lo que ocasionó que varios participantes de otros equipos no pudieran terminar la prueba. Esto, paradojalmente,  favoreció a algunos equipos, que si bien contaban con menos corredores, éstos eran de mejor nivel. 

A pesar de ser todos amateur en el running y varios del equipo de Puerto Varas no tenían más de dos años de experiencia corriendo, todos lograron llegar a la meta y no ser descalificados por llegar fuera de tiempo reglamentario a los dos campamentos de descanso a los 115 km y luego a los 210 km de carrera. “Fue un tremendo logro”, sostuvo Andrés Streuly, gerente técnico de Marine Farm Tornagaleones y ex seleccionado nacional de Canotaje Olímpico.

Para lograr el objetivo, Macarena Carrió, coordinadora del Programa Educación de Endeavor, y quien actuó como asistente del equipo, sostuvo que fue clave el trabajo de equipo, el apoyo que todos se entregaban, la preocupación por el que terminaba de correr y al que le tocaba correr el siguiente relevo y la fuerza y compromiso con el grupo. “Sabíamos que cada segundo que descontáramos, nos daría la posibilidad de llegar a la meta”, dijeron.

Matías Medina agregó que “después de haber corrido cada uno de nosotros tres tramos de más menos 10 km en 20 hrs., el cuarto tramo se veía como imposible. Los músculos ya no daban más, tampoco la cabeza, todo sugería rendirse”. “En ese momento, el apoyo del equipo, de nuestras familias y amigos desde Puerto Varas por Twitter, Facebook e E-mail, fue crucial para poder seguir adelante y terminar”, añadió Alejandra Medina, gerente técnico de GEQ.

Finalmente, y después de mucho esfuerzo, todo el equipo de “Queltehue Runner” logro llegar a la meta. Claudia Garachena, de Veterquimica, recuerda este momento como uno de los más felices, por haber cumplido un sueño de 26 horas que, sin duda, durará en el equipo por años.

Por su parte, Benjamin Gonzalez, gerente de administración y finanzas de Bal Chile, expresó que “ya estamos pensando en el Cruce de Chile 2012 y en la posibilidad de llevar más equipos que representen a Puerto Varas en esta espectacular experiencia. Desafíos como estos valen la pena volver a repetir e incentivar a más personas para que se atrevan a hacerlo”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carreras, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s